Calderas de combustión

Las calderas de gas, gasoil, y pellet, es decir, de combustión, permiten satisfacer tanto las necesidades de calefacción como de agua caliente de nuestra vivienda.

Funcionamiento y componentes de la calefacción con caldera

Principalmente podemos dividirlo en 4 elementos:

La caldera es donde se realiza la combusti√≥n, ya sea gas, gasoil, o pellet; en su interior dispone de un serpent√≠n por el cual circula un l√≠quido, generalmente agua, que se calienta. La propia caldera suele disponer de un peque√Īo dep√≥sito para almacenar el agua caliente y evitar que tenga que entrar en funcionamiento cada vez que se requiera agua caliente.

El sistema de tuberías, por donde se impulsa el agua caliente hasta los emisores, que desprenden el calor; es un circuito cerrado, por lo que de los radiadores deberá volver a la caldera.

Los radiadores, normalmente de aluminio, en cuyo interior circula el agua, emitiendo calor a la estancia.

Por otro lado, tenemos el circuito del agua caliente de consumo, el cual es independiente de la calefacción, evitando en todo momento que el agua pueda llegar a mezclarse.

Ventajas e inconvenientes de la caldera de gas, gasoil, y pellet

Ventajas:

  • Alta eficiencia energ√©tica.
  • Combustible barato: en este caso lo m√°s econ√≥mico ser√≠a el pellet, despu√©s el gas (natural o ciudad), y por √ļltimo el gasoil.
  • No requieren modificar la potencia, pudiendo permitir incluso bajarla.
  • Se puede emplear el sistema durante todo el a√Īo para producir agua caliente para uso cotidiano.

Inconvenientes:

  • En funci√≥n del tipo de caldera puede ser necesario mucho espacio para su instalaci√≥n, al necesitar un dep√≥sito:

                               Gas: se puede instalar en una pared, requiere poco espacio.

                               Gasoil: requiere un espacio de aproximadamente 1√ó1 metros.

                               Pellet: requiere un espacio de aproximadamente 1,5√ó2 metros.

  • Al funcionar por combusti√≥n, se generan gases que deben ser conducidos al exterior.
  • Requieren la revisi√≥n peri√≥dica por un t√©cnico.
  • En el caso del gasoil y el pellet, es necesario rellenar el dep√≥sito.
  • Coste de la instalaci√≥n elevado, tanto por los componentes como por la propia instalaci√≥n.
  • Las calderas de pellet requieren la limpieza de cenizas generadas en su interior.
  • Incertidumbre del precio de los combustibles derivados del petr√≥leo.

Las calderas de combustión son una buena opción debido a su alta eficiencia, sin embargo, ya sea por funcionar con combustibles fósiles, como el gas natural y el gasoil, o por emitir altas cantidades de CO2 producido durante la combustión, están en contraposición de las políticas de descarbonización, por lo que mirando al futuro no es la mejor elección.

Nosotros recomendamos el uso de sistemas de climatización más limpios y de alta eficiencia, como es el caso de las bombas de calor y la aerotermia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *