Acumuladores de calor eléctricos

Los acumuladores eléctricos, o también llamados radiadores de inercia, son una gran apuesta, sobre todo si queremos un sistema de calefacción que no requiera ni instalación ni mantenimiento, lo cual lo hace ideal para segundas residencias o casas de campo. Eso sí, los deberemos acompañar de tarifas eléctricas con discriminación horaria o con paneles fotovoltaicos para disfrutar de todas sus ventajas y obtener un gran ahorro. En el caso contrario, te recomendamos que vayas a otros sistemas de calefacción como radiadores eléctricos o bombas de calor.

Cuál es el mejor tipo de acumulador de inercia

Principalmente tenemos 3 tipos de acumuladores de calor: los acumuladores cerámicos, las estufas de aceite, y los radiadores de calor azul.

Ahora vamos a verlos según el tiempo que son capaces de emitir calor una vez desconectados

Acumuladores cerámicos

En su interior encontramos piezas cerámicas o bloques compuestos de elementos pétreos y metálicos; poseen una gran inercia térmica que le permite almacenar una elevada cantidad de calor, el cual va cediendo durante las horas que nosotros establezcamos. Son elementos fijos, normalmente colocados sobre sus propias patas ya que son bastante pesados, llegando a superar los 50 kg. Son capaces de emitir calor una vez apagados durante periodos de 4 a 6 horas. Su principal problema, a parte del peso, es su precio, que suele ser bastante elevado en comparación con otras opciones.

Estufas de aceite

En este caso, a diferencia de los anteriores, dentro de la carcasa tenemos un aceite o fluido caloportador que, además de mejorar la transferencia de calor, es capaz de almacenarlo durante un tiempo, entre 2 y 3 horas. Son más ligeros que lo acumuladores cerámicos, aunque siguen siendo pesados, normalmente incluyen ruedas, lo que facilita su desplazamiento; por este motivo podremos trasportarlo a la estancia en la que vayamos a estar en cada momento.

Radiadores de calor azul

Esta opción es una variación de la estufa de aceite, pero con una estética que se asemeja a un radiador de pared convencional; son programables, por lo que puede funcionar durante las horas en las que menor precio tenga la electricidad (valle) y que continúe emitiendo calor una vez apagado. Normalmente se colocan anclados a la pared, ya que son más estéticos y ligeros que los otros acumuladores, aunque tienen una menor inercia térmica, por lo que una vez apagados emiten calor durante menos tiempo. Un inconveniente es que tienen un precio bastante elevado para las prestaciones que ofrecen.

Gracias a su versatilidad y precio, bastante más reducido que el resto de las opciones, creemos que la mejor opción son los radiadores de aceite, ya que son económicos (podemos encontrarlos desde 50€), comienzan a emitir calor relativamente rápido, siendo capaz de almacenarlo durante varias horas, y aunque la mayoría no son programables, podemos conectarlos en un enchufe inteligente y así programarlo, encenderlo a distancia, e incluso controlarlo con nuestro asistente virtual.

Hemos preparado un post sobre las mejores estufas de aceite, para que veas la mejor opción calidad precio en función del uso que necesites y así no pagues de más, puedes pasar a verlo pulsando aquí o yendo al final de este artículo.

Ventajas e inconvenientes de los acumuladores eléctricos

Ventajas:

  • Con tarifas de discriminación horaria (DHA) se ahorra entorno al 40% del coste de calentar la vivienda.
  • Si el acumulador está cargado ofrece calor instantáneo.
  • Instalación prácticamente nula.
  • Pueden ser retirados cuando no sean necesarios, aunque algunos pueden llegar a tener un peso elevado.
  • No producen olores ni emiten gases.

Inconvenientes:

  • Menos eficiencia en comparación con otros sistemas eléctricos.
  • Adquieren temperatura lentamente, por lo que si están fríos (recién enchufados) pueden tardar en comenzar a emitir calor.

En resumen, los acumuladores de calor eléctricos son una buena opción para personas que quieran un sistema de calefacción sin instalación, y que además quieran ahorrar con el uso de tarifas de discriminación horaria o con paneles solares fotovoltaicos.

Artículos recomendados:

Radiadores de aceite

Enchufes y regletas inteligentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.